2016 Año del mono de fuego

anomono
Según el calendario solar, el nuevo año comienza el próximo 4 de febrero.

Existe la confusión con el calendario lunar, que este año inicia el 8 de febrero, este último se utiliza en China para las festividades y celebraciones, mientras que el calendario solar es que se utiliza por ejemplo para interpretar los cuatro pilares del destino Ba Zi, de una persona. Ojo, aquellas personas nacidas en enero o los primeros días de febrero deben de verificar el día en el calendario solar chino para identificar el año correcto en el que nacieron.

Este fin de año de la cabra, el mes de enero fué un mes de mucha inestabilidad en general, pudimos experimentar sensaciones desagradables o fricciones, debido a que el mes de enero representa el mes de buey el cual esta en conflicto con la cabra. Siendo los dos animales de tierra crean esta tensión y competencia en la energía de la tierra.

Aquellos nacidos en el año del buey estarán deseosos de dejar atrás este año que pudo ser turbulento o presentar dificultades, menos mal que características similares no volverán a presentarse hasta dentro de 60 años, que son los que constituyen el ciclo completo, con lo que eventos parecidos a los que se suscitaron en 2015, tendrán lugar en 2057 y así sucesivamente.

Durante el 2016 , serán los tigres los que podrán experimentar un año turbulento debido al choque con el mono. Para estas personas es importante decir que deberán gestionar sus expectativas de una forma súper conservadora, pues se dice que cuando la energía existente esta en conflicto con la propia, la tendencia es estar ¨confundidos¨, y no estamos en capacidad de tomar buenas decisiones o estas no traen los resultados esperados.

Para los tigres se sugiere llevar consigo una serpiente (imagen, figura), pues esta es amiga del mono y reducirá el conflicto con el tigre. Esta recomendación no proviene del pensamiento mágico donde se espera que por si misma, esta tenga el poder de modificar la energía existente, pues esto es imposible, la energía que existe y la forma en la que se relaciona con cada uno, representa el tercio inalterable de nuestra vida, lo que sucede es que cuando vemos esta imagen o figura nos ayuda a centrarnos o concienciarnos del momento en el que nos encontramos, sabiendo que es un ciclo y que no es para siempre, esta conciencia del momento presente reduce la frustración, permitiéndonos enfocarnos en las posibilidades existentes.

Los tigres pueden llevarlo todo el año en el bolso, en la cartera, o en cualquier sitio que vaya contigo la mayoría del tiempo, al mismo tiempo asegurar que las otras dos terceras partes que constituyen el bienestar de las personas, -en las cuales si podemos hacer cambios- se traten de forma que nos aporten equilibrio para mitigar los riesgos u obstáculos que este año pueda presentar. El feng shui del sitio en el que vivimos deberá estar en armonía y nuestros hábitos y estilo de vida deberán ser sanos y seguros, evitar deportes extremos y cualquier riesgo innecesario.

Respecto a aquellas personas nacidas en el año de la serpiente, la cosa será muy diferente, y favorable debido a la buena relación con el mono, el cual representa movimiento y cambios, ya pueden estar listos para cualquier tipo de viaje o mudanza.

Para las personas nacidas en días de fuego, el metal del mono representa dinero, por lo que estarán muy activos en su trabajo o sus negocios, así como la industria relacionada con el fuego, las telecomunicaciones, redes sociales, el espectáculo y la televisión, será un buen momento para la industria del cine y el teatro.

Las características del mono son tierra, metal y agua una combinación muy fría por lo que al contacto con el calor del fuego, el metal se vuelve moldeable y flexible para obtener buenos resultados, lo que hace el año comparativamente mejor con respecto al 2015 donde la firmeza de la madera intentando conquistar la tierra, generó una lucha importante.

El fuego yang representa el corazón, la sangre mientras que el metal representa los pulmones, el sistema respiratorio y el intestino. En los meses de febrero y mayo tener especial cuidado con inflamaciones o problemas de presión, pues se presentará una fuerte influencia de fuego y madera que puede ocasionar desequilibrios en la salud, consumir omega 3 y vitamina C para regular el calor corporal.

El metal por su parte al ser el elemento que se extrae de la tierra, ayudará a perder peso, aquellos kilos que en los años de fuego y tierra hemos acumulado, se podrán reducir con mayor facilidad durante el otoño el 2016.

Las personas de fuego yang son como el sol, cálidas, abiertas, fáciles de relacionar, honestas, sin embargo tienen cambios constantes de animo, pueden ser excéntricos y temperamentales, el fuego de este año amplifica sus características en todos los sentidos especialmente en febrero y mayo.

Por lo que toca al feng shui del sitio en donde pasamos la mayor parte de nuestra vida, en nuestra casa u oficina, debemos estar pendiente de la energía de tierra # 2 y # 5 pues son las energías a las que el ser humano es más vulnerable, pues se refieren a enfermedades u obstáculos, y por ello es importante mantenerlas en equilibrio, para esto los metales son ideales pues debilitan la energía de tierra.

Cada año las estrellas volantes toman una posición nueva y la intensidad de su efecto dependerá primero de la energía de base que contenga ese sector desde el momento de su construcción, y luego de la propia constitución de los habitantes. Es por eso que las casas no tienen exactamente el mismo efecto para todos lo que vivan en ella.

Este año el #5 que representa obstáculos o desgracias, visita el noreste sonido metálico es recomendable para fraccionar la energía negativa dispersándola, no se recomienda hacer obras o reformas en esta zona, y por supuesto no pasar más de 2 o 3 horas diarias en esa zona, pues como sabemos es la exposición prolongada a determinada energía lo que nos afecta.
O bien salir de vez en vez para cortar los periodos en estancias menores.

La energía # 2 está este año en el centro, esta energía se relaciona con la salud por lo requiere también ser mitigada con metal, en el feng shui clásico, existen varias formas de recoger o limpiar esta energía que debilita la salud de las personas, este año al estar al centro es muy importante tratarla para evitar enfermedades.

La energía #3 se refiere a los robos y conflictos, visita el noroeste, el fuego es lo que consume esta energía con características de madera. Reduciendo su fuerza y creando equilibrio en el ambiente.

La energía #7 visita el norte, también se refiere a discusiones, por su naturaleza de metal, requiere madera, color verde, plantas.

Las energías favorables, 8, 9 ,1, 6 podrán ser activadas y aprovechadas en la medida de lo posible, trabajando , durmiendo, entrando en aquellos sectores donde se encuentren, sin embargo no debemos olvidar que dentro de la metafísica china, el feng shui corresponde a la suerte de la tierra, es decir a 1/3 de nuestra suerte, siendo de vital importancia hacer un repaso a los cuatro pilares Ba Zi, pues la interacción entre nuestra casa y nosotros dependerá del momento en el que nos encontremos y la combinación de elementos que estén presentes.

Dicho esto, si de acuerdo a nuestros cuatro pilares, fuego y metal no son nuestros elementos favoritos, es mejor tener paciencia, y preparar el feng shui de nuestra vivienda para pasar el año de la mejor forma posible, de lo contrario si son favorables, enhorabuena, trabajar en los aspectos que dichos elementos representen para cada quien, pues como sabemos no son iguales para todos.

Feliz y prospero año del mono para todos los seguidores de Feng Shui, el arte de la colocación.

Si deseas tener una auditoria energética de tu vivienda o lugar de trabajo, o una consulta de tus cuatro pilares Ba Zi, estás en buen momento para identificar las actividades que prevalecerán durante el año. ¡Mucha Suerte!

Leonor Estrada
Consultora de Feng Shui
www.leonor-estrada.com