feed-image Nuevas entradas

ramiroCalle

Cuando dejo de SER, SOY

serSoy

La verdad está en la vida de cada día. No se trata de evadirse, sino de afrontarla con lucidez, sosiego y ecuanimidad. En eso consiste la denominada "acción diestra". Tenemos que aprender a desenvolvernos en el espacio exterior y en el espacio interior. Tambien tenemos que aprender a movernos en la realidad sensible, la cotidiana, por ilusoria que pueda resultar, y la realidad suprasensible, donde se nos abren veredas para recorrerlas hacia lo más hondo de nosotros.

Todo lo que sean palabras puede inducir a error y falseamiento, y por eso es necesario complementar la teoría con la vivencia directa o experiencia personal. Nos volvemos viajeros hacia los adentros para descubrir en nosotros aquello que se nos escapa y que, sin embargo, es lo medular. Y aquí es donde se hace imprescindible la investigación interior y la meditación.

¿Qué es la meditación?
Se nos propone hoy en día como un método para calmarse o sosegarse, pero la meditación es mucho más que una técnica de tranquilización, más que un medicamento ansiolítico. Tambien se propone como un procedimiento para adquirir un poco más de concentración y brillar en las actividades de la vida cotidiana, pero ese es un alcance pobre del que trata de obtener la práctica meditativa. La meditación, en última instancia, es la "muerte" del ego para poder nacer a un modo de ser diferente e infinitamente más constructivo. Durante unos minutos muere el ego para poder encontrar una fisura hacia el Ser. La meditación nos enseña la disciplina de la "detención consciente" para al menos durante unos minutos saltar fuera de nuestra prisión egocéntrica y encontrar una vía de acceso a nuestra naturaleza original o real. El pensamiento cesa durante unos minutos para poder obtener la desnuda experiencia de ser.

Al ir más allá del pensamiento y su envolvente dinámica, obtenemos otro tipo de experiencia, otro plano de consciencia. Para eso el yoga ha concebido y ensayado un gran número de técnicas. Recurrimos a ellas para recobrar nuestra naturaleza original. La suspensión del pensamiento permite otro tipo de percepción interior, del mismo modo que en un cinematógrafo solo vemos la pantalla cuando la película ha concluído. Al conseguir inhibir el pensamiento, nos establecemos en nuestra naturaleza prístina y original. Como los pensamientos son los que incitan al apego y al aborrecimiento, al cesar, se obtiene una luminosa experiencia de ser. Se sitúa uno, aunque sea por segundos, más allá de la mente condicionada. Por eso es necesaria la conquista de la mente, que es el escenario donde todo se interpreta.

¿Qué hace el pensamiento?
Representa, mide, compara, etiqueta e interpreta. Pero en la raíz del pensamiento se adquiere una sensación de ser tranformativa y liberadora. El pensamiento es condicionado, pero más allá del pensamiento hay un espacio de reveladora claridad. Aunque parezca una paradoja o acertijo, es mucho más que eso: CUANDO DEJO DE SER, SOY.

Ramiro Calle
Centro Shadak

www.ramirocalle.com

La única esperanza: cambiar la mente

unicaesperanza 

Todo se ha dicho, pero nada se ha hecho. Ha habido grandes maestros e iniciados como Lao-Tsé, Buda, Jesús, Pitágoras, Mahavira y muchos más, pero el ser humano sigue creando toda clase de horrores y errores, guerras, conflictos de todo tipo, desigualdades, atrocidades sin límite, holocaustos (de hombres y animales) y espantos indescriptibles. Ha habido religiones para crear la paz y a menudo han generado la división y la guerra. Han surgido grandes seres como Gandhi, Martin Luther King o Mandela, pero el planeta sigue estando sembrado de conflictos y miserias.

Leer más...

La Posada

 palacio

La guardia real detuvo a un hombre con aspecto de pordiosero y le condujo hasta el monarca, que extrañado, preguntó:

- ¿Por qué me traéis a este hombre?

Leer más...

Pensamientos de Babaji Shivananda de Benarés

BabajiSB

El destino fue amable, el destino lo quiso, el destino nos acercó y me concedió la gran fortuna de poder tratar a un ser tan extraordinario como era Baba Shivananda de Benarés. Desencarnó hace tres años, pero su esencia siempre está presente. Es cada día motivo de inspiración para mí. Ha dejado una huella indeleble en mi alma. Era el ejemplo vivo de que se puede ser profundamente feliz y estar en todo momento en paz, sin tener nada material. Vivía cada momento con plenitud, contento y buen humor. Nos quisimos y nos seguiremos queriendo siempre. Ha sido uno de mis "coincidentes vitales" que más me han llegado alma y más me han enriquecido.

Leer más...

No hay otra dicha que la Paz Interior

dichapaz

El verdadero bienestar es el que se encuentra dentro de uno mismo tras un intenso y prolongado trabajo interior. Esa dicha del alma ha sido bien conocida por místicos y poetas y, sin duda, los místicos tienen a veces mucho de poeta y los poetas de místico. Mi buen amigo José Ignacio Vidal Morán (podeis consultar su facebook: nacho vidal moran) me ha enviado un precioso poema del gran poeta místico Amado Nervo. José Ignacio escuchaba los programas que mi hermano Miguel Ángel y yo hacíamos de madrugada en la radio. Miguel Ángel que, además de exquisito poeta, era un gran rapsoda, recitaba magistramente a Amado Nervo, porque sabía cuánto me gustaban sus poemas nacidos de una consciencia mística. Aparecemos en esta foto juntos, que fue portada del libro que juntos escribimos. Como se señala en un precioso texto de yoga (Yoga Vashishtha), "es un sabio el que contempla desde la serenidad el transcurso de los acontecimientos del a vida".

Leer más...