feed-image Nuevas entradas

La última llamada del planeta tierra

Art patrocinado 600jpg

El mundo ha cambiado mucho a través de los años. Sin embargo, hay cosas que nunca cambian. De hecho, ya por el siglo XVII, un filósofo inglés llamado Thomas Hobbes afirmaba que: “el hombre era antisocial, egoísta, y malo por naturaleza”. Además, consideraba que vivíamos en un estado de permanente violencia, algo así como una: “guerra de todos contra todos”.

Leer más...

Graves consecuencias para la Salud y el Medio Ambiente

 graves

Un trabajo de la Agencia Europea de Medio Ambiente señala la necesidad de extraer lecciones de alertas sanitarias pasadas como el asbestos, el plomo o el tabaco, y pone el punto de mira en nuevas amenazas como los transgénicos, los nuevos pesticidas, el bisfenol A, los teléfonos móviles las nanotecnologías o el cambio climático.

Leer más...

¿Nos importan los árboles?

nos importan los arboles

Nuestros maestros, compañeros y amigos árboles se están cayendo. Están siendo cortados en números increíbles en la Comunidad de Madrid...
Las excusas de que están enfermos, de que sus ramas se caen y de que se han vuelto peligrosos parece que justifican su corte indiscriminado por toda la Comunidad,
¡más del 20% de la población arbórea madrileña!
¿Y qué sucede cuando los árboles desaparecen?

Leer más...

De la Cultura del Ladrillo a la Cultura de la Salud, la Ecología y la Sostenibilidad

 bioconstruccion

Ediciones i lanza una completa guía sobre Bioconstrucción escrita por el arquitecto Ángel Martínez en donde da las claves para construir viviendas sanas, armoniosas y respetuosas con el medio ambiente y en dónde los materiales naturales y el aprovechamiento energético son los pilares de este nuevo enfoque de la arquitectura, que busca mejorar la salud de las personas.

Leer más...

Uno con la Naturaleza

naturaleza
Entretejemos el escrito con el sabio poema de San Juan de la Cruz: "Entreme donde no supe"

Entreme donde no supe y quédeme no sabiendo... Toda ciencia trascendiendo
Yo no supe dónde entraba, mas cuando allí me vi,
aun sin saber dónde estaba grandes cosas entendí.
No diré lo que sentí que me quedé no sabiendo...
Toda ciencia trascendiendo.

Tras hablar del invierno en el nº anterior preparamos la venida de la primavera. Para florecer es preciso haberse recogido, sentido, desnudado y aquietado mínimamente. Si no has tenido alguna experiencia de quietud y conexión contigo o con la naturaleza este invierno propíciala cuanto antes: regálate algún paseo solo por un parque, el bosque, cerca de un río... vuelve a ti, y al contemplar la naturaleza por un tiempo suficiente, permite que pare la mente y afloje el cuerpo. El calor primaveral hará florecer lo que hayas sembrado y el contacto íntimo con la naturaleza es la medicina más poderosa.

Leer más...